La argumentación en contra por el impuesto a las FFAA 2ª Parte

Usted puededejar una respuesta, o escribanos desde su sitio.